viernes, 27 de octubre de 2017

lunes, 19 de diciembre de 2016

ADIÓS....


Todo lo que empieza suele tener un final. Nuestro club de lecturas pedagógicas ha recorrido un inesperado largo camino de 7 estupendos años en los que hemos disfrutado y aprendido, pero ha llegado el momento de decir adiós a este proyecto.
Aún así, si estás interesado en continuar leyendo sobre literatura pedagógica, puedes visitar el nuevo  "Blog de lecturas pedagógicas" que figura en Mi Lista de Blogs en el menú de la derecha.

lunes, 22 de febrero de 2016



EDUCAR EN EL ASOMBRO- Catherine L'Ecuyer
"Asombro"
El asombro, hijo de la curiosidad y del deseo, es primo del descubrimiento. Nació en el terreno de lo extraordinario, al otro lado de los límites conocidos. Enemigo de lo cotidiano, creció jugando con lo imposible. Casose pronto con la invención. Su primer hijo fue lo nuevo, y la segunda, pequeña y pizpireta, Felicidad.
Enrique

domingo, 21 de febrero de 2016

Educar en el asombro- 4/2/16



Catherine L'Ecuyer, Educar en el asombro.



Educar en el asombro

Leímos el libro de Catherine L’Ecuyer, Educar en el asombro, después de haber leído anteriormente su segunda obra, Educar en la realidad. Un tanto repetitivo en sus argumentos y en cierto modo basado en exceso en el “buenismo” como planteamiento, no deja de ser una lectura sencilla y entretenida,  aunque quizá más enfocada a padres y a madres de familia en general que a los docentes en particular. 

Educar en la realidad centraba su atención en discutir los mitos que actualmente se aceptan como válidos: la capacidad de multitarea de los jóvenes, la primacía de lo virtual sobre lo real, la tecnología vista como la panacea que arreglará todos los males que aquejan a la escuela, etc. 

En Educar en el asombro, L’Ecuyer habla de los peligros de la sobreestimulación a la que sometemos a los niños; del peligro de abandonar la lectura y la escritura derrotados por el poder de  la imagen visual; del riesgo que supone ser incapaces de estar en silencio; del desastre que se avecina si no logramos que los niños y niñas recuperen su capacidad de asombro, herramienta evolutiva que nos ha traído hasta aquí; de la tristeza que produce ver cómo se cae en el culto al feísmo una vez que se ha perdido la capacidad de apreciar la belleza; etc.

Como en el anterior libro, el lector encuentra multitud de citas para la reflexión. Quizá la más representativa de todas sea la que aparece al comienzo, de G.K. Chesterton:

“Cuando muy niños, no necesitamos cuentos de hadas, sino simplemente cuentos. La vida es de por sí bastante interesante. A un niño de siete años puede emocionarle que Perico, al abrir la puerta, se encuentre con un dragón; pero a un niño de tres años le emociona ya bastante que Perico abra la puerta”.
                                                                                                                                                                                                   José Ignacio


viernes, 27 de noviembre de 2015

Catherine L'Ecuyer- Educar en la realidad - 26/11/15



                                  

El título ya nos anuncia los derroteros por los que desea discurrir  la autora. El mundo real frente al mundo virtual. Un recorrido breve pero intenso por los “neuromitos” tecnológicos que últimamente se presentan como verdades educativas  indiscutibles y que L’Ecuyer se esfuerza en desmontar de forma amena y comprensible.

Parece mentira, pero estamos dejándonos convencer de que una hamburguesa imaginada (virtual) es mucho mejor que una hamburguesa real. Si tuviera hambre, no dudaría de con qué hamburguesa quedarme . De la misma manera, y refiriéndonos a la formación de los niños, ¿no será mejor la experiencia real, mediada por una persona real, que una experiencia virtual, mediada por una pantalla?

L’Ecuyer insiste en la necesidad de la existencia de un modelo de apego efectivo para el correcto desarrollo emocional de los niños. Y ese modelo debe ser una persona real, que será el filtro que matice la realidad, que la de sentido.

Respecto a la capacidad del trabajo “multitarea”  tan valorada en la actualidad, la autora nos desvela que esa capacidad no existe. El pensamiento es secuencial, no trabaja en paralelo. Lo que hace una persona “multitarea” es ir cambiando la atención de una actividad a otra de forma alternativa. Enfocar y desenfocar la atención no supone una ventaja, sino un empobrecimiento de la atención.

La pérdida de la capacidad de mantener la atención es, para L’Ecuyer, uno de los grandes males que aqueja a los niños, a los adolescentes y a la educación en la actualidad. Y junto a los temas anteriores, todos estos otros: la sobreestimulación, el locus control externo, la empatía perdida, la exposición  excesivamente temprana a las nuevas tecnologías, el sentido de la educación, el papel de las tecnologías en las escuelas, la “individualización” de la educación, la banalización de algunos problemas esenciales para la convivencia, la importancia de las relaciones interpersonales, etc.

Un listado muy interesante y completo que sirve de excelente punto de partida para discutir sobre el modelo educativo que estamos construyendo, o que quizás nos estén construyendo las grandes empresas de fabricación de dispositivos multimedia y de distribución de contenidos digitales.

De sus páginas se pueden extraer un gran número de citas para la reflexión:

“Nuestros hijos han de estar rodeados de realidad. A más realidad, más oportunidades de asombro y, por lo tanto, de aprendizaje”

“Las nuevas tecnologías no son una especie de herramienta neutra

“Durante los primeros años lo que más importa para el buen desarrollo de un niño no es la cantidad de información que recibe, sino la atención afectiva que recibe a través del modelo de apego que desarrolla con su cuidador principal”

 “Una conclusión escalofriante de este experto mundial en multitarea es que los que practican la multitarea son enamorados de la irrelevancia”

“Transmitir la hermosura que hay en la verdad y en la bondad no está al alcance de todos; quizá sea eso, al fin y al cabo, lo que distinga a un educador excelente de otro”

“El criterio de la utilidad puede ser una trampa. ¿Útil para qué, para los rankings? ¿Basándose en qué criterio se elaboran? Si la utilidad no remite a los fines de la educación, no tiene sentido. En cambio, si algo es bello, puede que tenga sentido por sí mismo, a pesar de no tener utilidad aparente”

“El colegio debería ser un lugar sagrado, y lo ha de ser precisamente porque se trata de un lugar de encuentro de las personas con la verdad, la bondad y la belleza”

"El ordenador impide el pensamiento crítico, deshumaniza el aprendizaje, la interacción humana y acorta el tiempo de atención de los alumnos. Uno de los padres, el señor Eagle, graduado en Tecnología y parte del Departamento de Comunicación Ejecutiva de Google, dice: «Mi hija de quinto de primaria no sabe cómo usar Google, y mi hijo de tercero de secundaria está empezando a aprender. La tecnología tiene su tiempo y su lugar"

“Lo que no funciona con la educación no se arregla con la tecnología. La cantidad de tecnología no tendrá el más mínimo impacto” (citando a Steve Jobs)

“Para que internet sea una buena herramienta para aprender, o para que uno pueda sacer provecho de una biblioteca de cinco millones de lobros, uno debe tener conocimientos y competencias previas que le permitan saber lo que busca, cómo buscarlo y por qué lo busca”

“Una educación que se realiza a través de la interacción entre un mentor y un aprendiz, por lo tanto, de una educación personalizada, humana. Esa es la educación que será una fuente de ventaja competitiva para nuestros hijos, no la educación individualizada que procede de una tableta inteligente”

“¿No podríamos achacar la cultura generalizada de falta de esfuerzo en nuestros hijos a esas falsas creencias de perfección fácil y exprés? ¿Qué mensaje les damos a los niños que están en edad de escolarización cuando les decimos que pueden aprender “divirtiéndose” con una tableta, y que “es así de fácil”?”

“En la literatura científica se ha utilizado la metáfora del portero de discoteca para ilustrar el papel de la atención. El portero es la atención y la discoteca la memoria de trabajo. La memoria de trabajo es como un almacén temporal en el que se procesa la información atendida, a la que prestamos atención. Los estudios demuestran que prestar atención es clave para que la memoria de trabajo funcione. (…) Si el portero no hace una buena selección de quién puede entrar y quién no, entonces la discoteca (metáfora de la memoria de trabajo) se colapsa”

“Podemos decir que la crisis educativa actual, en gran medida, es una crisis de atención”

“Por las horas que pasan delante de las pantallas, algunos niños pueden tener un déficit de realidad”

"Cambiaria toda mi tecnología por una tarde con Sócrates" (citando a Steve jobs)

“(…) Niños “teflón” (…) A esos niños nada les afecta, nada les asombra, nada les importa. Con niños así, la educación se hace imposible tanto para los padres como para los maestros. Por ese motivo, los únicos métodos que quedan para mover a esos niños son conductistas- sobreestimulación, repetición, memorización, jerarquía como única fuente de sabiduría- y entre los últimos recursos que quedan para motivarlos artificialmente están las pantallas, cuya novedad y formato fascinan y enganchan al niño. Pero se trata de un parche; cuando as retiramos, nos encontramos de nuevo con los retos educativos de siempre”

“Como decía Huxley: la experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede”

“Se suponía que la tecnología revolucionaría la educación. Pero nunca ha cumplido con esa promesa. Y no lo hará. ¿Por qué? Porque la educación no es verdadera por ser revolucionaria, sino revolucionaria por ser verdadera”

José Ignacio

EDUCAR EN LA REALIDAD, de Catherine L'Ecuyer- 26/11/15



 Obviedades

                                                                    en la realidad...

       Saber utilizar una tableta digital , un teléfono inteligente, no hace a nadie más inteligente .


      Presenciar que estas habilidades son prontamente adquiridas por niños inocentes, quizá  produzca gracia, pero a él no le hacen más inteligente . Los medios tecnológicos son eso , medios y como tales sólo instrumentos para conseguir algún fin . Confundir los medios con los fines es el comienzo del olvido de lo importante.


        El uso de herramientas tecnológicas  debe tener espacio en la educación de nuestros alumnos pero no lo olvidemos , escribir lo hacemos todos pero pocos son  los  escritores.

Enrique




7ª TEMPORADA

¡Ya estamos de vuelta!
Comenzamos esta temporada con el libro de Catherine L'Ecuyer, Educar en la realidad.

lunes, 1 de junio de 2015

LECCIONES INOLVIDABLES (Stand and Deliver)- 28 Mayo 2015

LECCIONES INOLVIDABLES (Stand and Deliver) (1988)



Lecciones Inolvidables” es la historia real de un profesor que lucha contra el sistema y … ¿gana?
Jaime Escalante (Edward James Olmos) trabaja como profesor de matemáticas avanzadas en un instituto de Los Ángeles en California, con el objetivo de que alumnos hispanos provenientes de entornos desfavorecidos consigan aprobar el examen de cálculo que les permita acceder la universidad.
Sus 18 alumnos superan la prueba y la administración educativa sospecha de los resultados. Tras una investigación, les obligan a presentarse de nuevo al examen. Todos aprueban por segunda vez.
El propio Escalante dijo de la película que era un “90% verdad y un 10% drama”. Lo que el largometraje no refleja es el largo camino- años- que tuvo que recorrer para lograr ese éxito. De hecho, en el primer año de docencia de cálculo avanzado, sólo 5 de los 14 alumnos que comenzaron el curso permanecieron hasta el final, y de estos, sólo dos consiguieron aprobar el examen.
El programa aplicado en el Instituto Garfield, exitoso en los años siguientes, declinó rápidamente tras la marcha de Escalante, provocada por conflictos con la administración del centro y los sindicatos de enseñanza (ratios, horarios, etc).
Que el programa desaparezca con la marcha de Escalante es reflejo de la situación de muchos proyectos educativos en nuestros institutos que, desgraciadamente, se pierden cuando la persona encargada de llevarlos a cabo se va. Y es así porque muchos de los proyectos más interesantes se llevan a cabo a pesar de las administraciones y gracias, como en tantas otras cosas, al voluntarismo de los docentes. Es preocupante comprobar cómo experiencias muy positivas y de gran impacto sobre los alumnos no se consolidan en el tiempo. Como dice Escalante en la película, para que las cosas funcionen sólo hace falta “ganas”, o dicho de otra forma, “vocación”.
Quizá la única duda que nos plantea la película es si la búsqueda de éxito del programa pueda en algún momento deberse más a satisfacer la vanidad del docente que a un interés auténtico por los alumnos. De hecho, Escalante sacrifica su vida familiar y sufre una grave enfermedad probablemente por la excesiva implicación en el programa.

En cualquier caso, es una película auténtica e interesante que resalta- cuánta falta hace en estos momentos-  la importancia de una buena educación. 

José Ignacio